NUESTRA HISTORIA

La creación de la Prelatura de Yauyos y el nombramiento de su prelado fue deseo expreso de la Santa Sede y en especial del Papa Pío XII.

Mons. Samoré, en nombre del Santo Padre, ofreció a Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, que escogiese una de las prelaturas que se iban a crear en el Perú. Éste declinó en un principio el ofrecimiento que se le hacía, pues manifestó, no era algo propio del Opus Dei hacerse cargo de otras estructuras eclesiásticas. Pero ante la amable insistencia de Mons. Samoré, recalcando que era un deseo expreso del Papa, aceptó incondicionalmente, ya que se trataba de un servicio a la Iglesia y se quedaría con la prelatura que no quisieran los demás.

iglesia de yauyosLa Santa Sede, el día 12 de abril de 1957 promulgó la constitución apostólica “Expostulanti venerabili”, por la que se creaba la Prelatura nullius de Yauyos conformada por las dos provincias civiles de Yauyos y Huarochirí segregadas de la Archidiócesis de Lima. La sede de la Prelatura sería Yauyos ciudad. A propuesta de Mons. Escrivá, el Santo Padre nombraba prelado de la misma a Mons. Ignacio María de Orbegozo y Goicoechea.

El Arzobispado de Lima acogió con beneplácito la desmembración de su territorio y la cesión de las provincias de Yauyos y Huarochirí para convertirse en prelatura.

En la festividad de los santos Ángeles Custodios, 2 de octubre de 1957, en la iglesia matriz de Yauyos, Mons. Orbegozo, con sus cinco primeros sacerdotes llegados desde España (P. Enrique Pélach, P. Frutos Berzal Robledo, P. Jesús María Sada, P. José de Pedro y el P. Alfonso Fernández), tomaba posesión de la Prelatura de Yauyos.

En 1958 llegaron seis sacerdotes más. En la Prelatura trabajaban una docena de sacerdotes, incluido el prelado, pero el trabajo resultaba aún desbordante.

En 1962, fue anexionada a la Prelatura la Provincia de Cañete, situada en la costa del Pacífico, que por sus recursos económicos y su floreciente valle significaba una ayuda considerable para la Prelatura, sumamente pobre y aislada. Ese mismo año, a mediados del mes de marzo, Mons. Orbegozo celebraba en la aún inacabada catedral de Cañete los Oficios de la Semana Santa. A los dos años aproximadamente de residir en la sede de Cañete, el 25 de enero de 1964, fue consagrado obispo y tomó posesión de la nueva sede en Cañete, erigida en sede de la Prelatura de las tres provincias

Entre los años 1962 y 1968, llegaron más sacerdotes, y otros, residentes de tiempo en Yauyos y Huarochirí, se trasladaron a Cañete. Así se continuaron los trabajos ya iniciados: catequesis, misiones populares, atención a los acólitos, desarrollo comunal de los pueblos, asistencia médica, ayuda de ropa y comida a los más necesitados y, muy en especial e intensivamente, la construcción del seminario menor de la Prelatura.

El 14 de abril de 1964, el reciente Colegio – Seminario Menor “Nuestra Señora del Valle” ubicado en el antiguo colegio de San Patricio, en Nvo. Imperial, abría sus puertas a cuarenta muchachos procedentes de las parroquias de las tres Provincias. En años sucesivos el número de alumnos fue creciendo.Primeros Sacerdotes

El 25 de noviembre de 1965, se bendijo la imagen de la Madre del Amor Hermoso, que llegaba de Roma regalada por Josemaría Escrivá de Balaguer. Acompañada de una multitud de fieles fue trasladada a la ermita del Seminario Menor “Nuestra Señora del Valle”, donde permaneció hasta el año 1991.

En el año 1968 Mons. Ignacio María de Orbegozo fue nombrado obispo de la Diócesis de Chiclayo, a la vez que su Vicario General, el P. Enrique Pélach, recibía también el nombramiento de obispo de Abancay. Ese mismo año, el 26 de mayo, en la iglesia prelaticia de San Vicente Mártir, tomaba posesión como prelado electo de Yauyos, Luis Sánchez-Moreno Lira, segundo obispo de la Prelatura.

En 1971, el trabajo con los niños y jóvenes traería sus primeros frutos, cuando se abre el Seminario Mayor “San José” en San Vicente de Cañete, contando con sus cinco primeros alumnos, provenientes del Pre – Seminario. Siete años Más tarde, el 25 de junio de 1978 tendría lugar la primera ordenación de sacerdotes y diáconos. Los primeros sacerdotes nativos de la Prelatura son: José María Ortega Trinidad, actual obispo de Juli;. Ángel Ortega Trinidad, canónigo de la catedral de Lima; Víctor Luis Huapaya Quispe, canciller de la Prelatura y miembro del Tribunal Eclesiástico del arzobispado de Lima, y Luis Miguel Ubillús Pasco, ya fallecido.

El 13 de julio de 1974, Cañete recibe la visita de Mons. Josemaría Escrivá de Balaguer. Una gracia especial para sacerdotes y laicos que pudieron escuchar y ver al santo sacerdote.

Durante el gobierno de Mons. Luis Sánchez – Moreno siguieron viniendo sacerdotes desde España a trabajar a la Prelatura. En 1968 llegó un grupo, asimismo en 1973 y en 1976. El último sacerdote español en llegar a la Prelatura, en el año 1984, fue el P. Fernando Cintas, actual párroco de San Pedro de Mala.

En mayo de 1991 se inaugura el Santuario Madre del Amor Hermoso (San Vicente), con el traslado de la imagen de la Virgen que se encontraba en la ermita del Seminario Menor (Nuevo Imperial) a su Santuario definitivo. Ese mismo año, Mons. Juan Antonio Ugarte es nombrado Obispo Auxiliar de la Prelatura de Yauyos.

En 1996 Mons. Luis Sánchez – Moreno es promovido a la arquidiócesis de Arequipa, y en 1997 Mons. Juan Antonio Ugarte es nombrado Obispo – Prelado de Yauyos, tercer obispo en esta jurisdicción.

Con Mons. Juan Antonio Ugarte se inicia los Cursos de Actualización Teológica que, desde 1999 hasta hoy, se siguen realizando con la participación de Profesores de Roma y España.

Toma de PosesionDurante el año 2002 la distribución de las Parroquias de la Prelatura queda establecida de manera definitiva. Ese año cuatro parroquias se desmembraron de la Prelatura de Yauyos y pasaron a la Diócesis de Chosica, como correspondía: Ricardo Palma, Matucana, San Mateo y Santa Eulalia.

En el 2003 Mons. Juan Antonio Ugarte es nombrado Arzobispo del Cusco, quedando a la vez como Administrador Apostólico de la Prelatura de Yauyos.

El 12 de octubre de 2004, Fiesta de la Virgen del Pilar, San Juan Pablo II nombra Obispo – Prelado de Yauyos al Pbro. Ricardo García García, convirtiéndose así en el cuarto obispo en la Sede Prelaticia de Cañete, Yauyos y Huarochirí.

Mons. Ricardo García fue consagrado Obispo el 4 de diciembre del 2004 en el Santuario “Madre del Amor Hermoso”. Ese mismo día tomó posesión de esta jurisdicción eclesiástica acompañado del Cardenal, el Nuncio Apostólico, obispos y numerosas autoridades, sacerdotes y fieles de la Prelatura.

El año 2007 sucede el terremoto de Pisco, que por su magnitud de 7.9 grados, afecta también a las Provincias de Cañete y Yauyos. Familias, viviendas y templos se vieron afectados. Gracias a Dios y a la generosa ayuda de personas e instituciones nacionales y extranjeras se ayudó a los damnificados. En estos años se han reconstruido viviendas y casi 50 iglesias que se vieron seriamente afectadas con el terremoto.

Son más de 50 años, y la historia de la Prelatura de Yauyos continúa, gracias a la ayuda de Dios y el esfuerzo humano de tantos sacerdotes, (más de 70, ordenados en estos años), autoridades civiles, religiosas y fieles que, bajo la dirección del Obispo, tratan de seguir anunciando el Evangelio.